Retomo el blog aprovechando estos días de navidad, estornudos y frío para recordar el trabajo que hicimos hace ya un año y que no os había enseñado. Una boda de invierno, de las que nos gustan, con gente divertida y que quiere disfrutar de un día de celebración con amigos y familiares.

Como la mayoría ya sabeis, no me gusta escribir y prefiero que las fotografías de boda hablen y narren por si solas, así que aquí las tenéis.

Saludos y feliz año a todos.

Vestido de Maria: Borgia nov