Os tengo que poner al día de un montón de cosas, porque ya tenemos muuchos detalles ya cerrados, ¡esto va cogiendo forma!

Pero es que esta semana ha sido TAN ESPECIAL, que la quería compartir con vosotr@s.

Estoy segura de que el día B será uno de los días más especiales de nuestras vidas, pero los preparativos también forman parte de la experiencia bodil, y de momento está siendo súper bonita.

Hemos decidido que nos rodearíamos de los más cercanos y de aquellos con los que realmente nos apetecería compartir ese día, nada de compromisos. Es una decisión difícil, porque a todo el mundo le gusta opinar, pero lo tenemos claro, y sobre todo después de esta semana en la que hemos estado dando las invitaciones, ¡lo he pasado pipa!

Tardes geniales de risas y vinos, rememorando momentos divertidos, abrazos y lágrimas de felicidad. Ha sido una semana de pasar mucho sueño, porque es difícil volver a casa pronto cuando te lo estás pasando tan bien, y más cuando estás con amigos a los que no ves tanto como te gustaría, el día a día nos come y nunca encuentras un rato para verte, pero cuando te juntas, es como si el tiempo no hubiera pasado, ¿también os pasa?

¡Me encanta pasar tiempo con vosotr@s! Y lo vamos a pasar de 10 en la boda, eso no me cabe duda 😉

Aún nos quedan muchas por dar, y tengo muchas ganas de empezar! 

Ring Ring… ¿quedamos?

Fotos: Usual Fotográfica

¡MI CONSEJO ES QUE DISFRUTÉIS DE CADA MINUTO DE LOS PREPARATIVOS!